So come in my cave and I'll burn your h e a r t away.


Me perdi en mi universo ¿y tú?



jueves, 12 de abril de 2012

ella

...se ha llevado parte de la luz.

viernes, 6 de abril de 2012

La ausencia.

No sé como podría describir la pena. O el dolor.
No podría plasmar en palabras, en papel o en mis propias manos lo que se siente cuando una persona que quieres se va.
El dolor puede ser parecido a otros dolores cotidianos. Pero es muchisimo más profundo. De los que dejan huella, de los que te dejan sin aliento.
La tristeza es la dama elegante que me acompaña. Que no me deja.
Pese a que me he dedicado a perder a las personas que más he querido en el mundo no me acostumbro, me sigue abriendo el pecho, me retuerce el dolor. Me es familiar.
Pero el dolor se queda a las puertas de cualquier sentimiento que me pueda importar.
Me aterra la ausencia que deja.
No me importa el vació que deja en mi interior, me duele el espacio vació que deja en mis brazos, que deja en mis labios, que deja en mi corazón.
Aunque estoy segura de que ella vivirá para siempre ahí.
El dolor es físico más que psicológico.
Me duelen los brazos, de no poder abrazarla.
Me duelen los labios, de no poder besarla.
Me duele el alma, se me resquebraja en mil pedazos al pensar en que nunca más podre volver a verla.
No me acostumbro al silencio.
El silencio que reina en mi casa, en mi mente, en mi corazón.
Extraño su olor, su tacto, la manera en la que me miraba, en la que me cuidaba.
¿Quien podrá cuidarme ahora?
¿Por qué ella también ha decidido irse y dejarme sola?
Ha sido la ultima en marcharse y sin duda ha sido la estacada final.
La que ha terminado de rematarme.
Aunque el aire salga por mi nariz, aunque mis dedos estén calientes y mi corazón siga su curso, estoy muriéndome por dentro.
Me muero.
Me desangro.
Me nubla el dolor.
Y el dolor, aunque es lo más difícil de soportar, lo tengo dominado.
Me he acostumbrado a su llegada, sé como tratarlo, sabe como tratarme, nos hicimos amigos.
Me vuelve loca la ausencia.
Me vuelve loca saber que no esta.
Que no respira.
Me aterra el lugar vació que ha dejado.

viernes, 15 de abril de 2011

x


Cuando la tristeza llama a mi puerta hago el trabajo sucio por ella. Cojo el cuchillo, me siento mirando las estrellas y me abro el pecho sin anestesia local. Nadie me mira, nadie me escucha, nadie me lee. Grito en silencio, desgarrandome una vez más por dentro. No soy amiga de la tristeza pero ella es la única que siempre esta conmigo. La única que me envuelve con su manto y me hace sentí.r
(que belleza tiene la sonrisa que se convierte en lágrima)

La noche más hermosa de primavera noto como los pétalos salados se caen de mis ojos uno tras otro. Llevando veinte
mil emociones en ellos. Cristalinas tristezas que emanan
de mi cuerpo y suelto con dolor. Las lágrimas manchan
mi cara llena de sonrisas rotas.

¡por favor si hay alguien ahi! ¡Socorro! ¡Me estoy ahogando en agua salada!
me ahogo entre mis propias lágrimas. me ahogo, me ahogo.
Y no quiero respirar...

lunes, 14 de febrero de 2011

Oda a la tristeza.


-Demasiado tarde caballero. Dijo una vez más.
¿De verdad piensa usted que le voy a creer? Lleva la mentira reflejada en su sonrisa.
(Se habia puesto su vestido azul, ese que tanto le gustaba a el, ese que la hacia sentir tan bonita)

¡Si te he mentido 999 veces, puedo hacerlo una vez más!

-¡Pero esta vez estoy preparada! La sonrisa que le salio fue un leve intento de felicidad tan pátetico que el la miro con tristeza. La miro y vio que ella todavia le parecia bonita. Que le gustaba cuando se ponia a jugar con su mechón de pelo, y recordo como se enamoro de ella por esa sonrisa tan estridente que salia de su pecho con vitalidad.

¿Sabes que las lágrimas que derramas son para mi como pequeñas cristalitos que se me clavan en el alma?
Su tristeza fue tan infinita que miro hacia otro lado. Miro hacia el suelo, se agarro el mechon de pelo y lo puso delante de sus ojos. No sirvio, el la habia visto.
Sonrio de nuevo, esta vez poniendo todo el empeño del mundo al hacerlo.
-¡No son lágrimas señor de mi corazón! ¡Es la lluvia que cae en este medio dia
de Agosto! ¡Usted es invisible a mi dolor! ¡Usted es invisible a la lluvia!