So come in my cave and I'll burn your h e a r t away.


Me perdi en mi universo ¿y tú?



lunes, 29 de marzo de 2010

Doctor ¡dentro no hay nada!


Me están desgarrando por dentro. Como si dentro de mi estuviera un gato con sus cortinas preferidas. Haciendo girones la tela.Un furioso gatito que busca meterse en líos, un gatito que no sabe lo que hace, que para el es natural, pues no entiende de razones.



¿Quién demonios me esta operando?
Porque siento como si alguien me estuviera quitando las tripas, y sin anestesia

¡DOCTOR, ANESTESIA LOCAL!
Una tras otra, noto como me estoy quedando vacía por dentro.
Porque no noto nada dentro, esa aterradora sensación de vació.
De gritar a lo que no esta, de gritarle con los ojos llenos de lágrimas.
Pero no esta.
No esta, porque se ha ido.
¡Me he quedado hueca de nuevo!

jueves, 11 de marzo de 2010

Quitame la ropa...y la respiración.

Corazón roto busca tirita andante.



Cortame en trozos pequeños, para que no te atragantes de mi.
Comeme con los ojos, que por la boca todo muere.
x
Mi oscuro y malherido corazón.
Sé la razón por la que me siento hueca.
Bueno, el caso es que desde abajo yo sonrio.
Te sonrio a ti.
A ti, a ti, a quien veo desde las sombras.
A ti.
Me dejo comer el corazón.
Tú me comes el corazón a mordiscos.
Porque tu luz me saco de las sombras.
Eres tú, tú, mi sonrisa cansada.
La sonrisa más cansada del mundo.

miércoles, 3 de marzo de 2010

¡Oye, tú, qué tierno!

Los años me parecen tan ligeros.
¡Una brisa de aire me se ha llevado mi niñez!



La lluvia, y el sol, han estropeado mi dulce sonrisa de inocencia.


Ahora en mis ojos brilla la reluciente luz de la inteligencia.
El verano me ha traído siempre el sol, que me ha bañado con su dulce luz, haciendo
me creer que podría brillar yo sola, sin artificios.
El invierno me ha echo saber sobrevivir, saber manejarme, saber jugar con las situaciones
más frías y duras.
La primavera trajo el amor a mi vida, trajo el amor por el aire, el mar, las flores y la vida.
Me enseño que todo no es siempre es verde, que hay veces
que se tiene que ir el color, para aceptar las nubes negras.
El otoño me enseño que todo cambia, que una hoja puede estar en lo más alto, pero que luego lentamente cae al suelo, con las demás hojas, y el viento es como un amigo, que te susurra y te levanta para hacerte flotar, y sentirte libre.