So come in my cave and I'll burn your h e a r t away.


Me perdi en mi universo ¿y tú?



lunes, 14 de febrero de 2011

Oda a la tristeza.


-Demasiado tarde caballero. Dijo una vez más.
¿De verdad piensa usted que le voy a creer? Lleva la mentira reflejada en su sonrisa.
(Se habia puesto su vestido azul, ese que tanto le gustaba a el, ese que la hacia sentir tan bonita)

¡Si te he mentido 999 veces, puedo hacerlo una vez más!

-¡Pero esta vez estoy preparada! La sonrisa que le salio fue un leve intento de felicidad tan pátetico que el la miro con tristeza. La miro y vio que ella todavia le parecia bonita. Que le gustaba cuando se ponia a jugar con su mechón de pelo, y recordo como se enamoro de ella por esa sonrisa tan estridente que salia de su pecho con vitalidad.

¿Sabes que las lágrimas que derramas son para mi como pequeñas cristalitos que se me clavan en el alma?
Su tristeza fue tan infinita que miro hacia otro lado. Miro hacia el suelo, se agarro el mechon de pelo y lo puso delante de sus ojos. No sirvio, el la habia visto.
Sonrio de nuevo, esta vez poniendo todo el empeño del mundo al hacerlo.
-¡No son lágrimas señor de mi corazón! ¡Es la lluvia que cae en este medio dia
de Agosto! ¡Usted es invisible a mi dolor! ¡Usted es invisible a la lluvia!

1 comentario: